Se dejó la puerta abierta de casa y su vecina que es esta rubia madura de las tetas grandes le pilló masturbándose

Visitas: 9.449 visitas Calificación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

Como en el edificio son cuatro gatos, este chico a veces se deja hasta la puerta abierta, y en una de estas su vecina, que es una cerda de cuidado y está súper salida, subió a hacerle una visita, y mira por donde lo pilló en la cama haciéndose un pajote. La verdad es que esta rubia se quedó sin saber qué hacer, jamás había visto un pollón tan grande como el del muchacho, así que decidió dejarse de tonterías y fue hacia él, con sus tetas grandes y apretadas a punto de agujerear la camiseta de lo duros que se le estaban poniendo los pezones. Quería comerse cuanto antes esa enorme polla. Había subido para pedirle sal, pero ahora solo quería comerle la verga y sentirla dura y lubricada entre sus tetazas.