Ven a mi buhardilla y enséñame tus tetas grandes y deliciosas, ven y déjame que te quite las bragas y te folle bien

Visitas: 2.402 visitas Calificación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

No se anda con poesía muy elaborada este tío, eso mismo le dijo a la rubia tremenda con la que estaba saliendo, no necesitó andarse con piropos ni metáforas. El tío tenía claro que le volvían loco las tetas grandes y hermosas de su chica y que quería vérselas, sobárselas y ponerla cachonda a caricias, así que se la subió a la buhardilla, le mostró su sofá de varias piezas y empezó a desnudarla, salido como un mono. Quería empezar a follársela cuanto antes, penetrarla hasta que gozara entre sudores y jadeos, arrastrarse con ella hasta un orgasmo compartido y correrse sobre su espectacular anatomía para recrearse luego con las manchas de semen por su piel.